Translate

Vals de almas


Despertó y no entendía nada. Había logrado dormir algo pero no lo suficiente como para aclarar su mente. Se incorporó y llevó la mano a la frente.
La charla con Mario la había dejado mal, si es posible, más confundida de lo habitual. Se habían dicho muchas cosas y visto mutuamente en una forma deplorable.
Era de esas situaciones de las que no se vuelve completamente, de esas en que pareciera que se quedan pedazos del alma pegados en los rincones. Pensó con más detenimiento en eso; se imaginó su pedacito de alma como una bola de polvo blanca, un poco brillosa, acovachada en una esquina. Hizo una mueca y siguió.
Sobre todo, le daba vueltas una frase: "A veces, sólo con el amor no es suficiente". Nunca se había dado cuenta de la veracidad de esa afirmación, tampoco sentido cómo golpeaba. Ahora lo sabía. Sintió que comprenderlo la hacía más humana; esto obviamente la decepcionó, no era algo de lo que estar orgulloso.
Se acordó de Mario, se preguntó qué estaría pasando por su cabeza en ese mismo instante; cómo se imaginaría él su alma. Tal vez se lo preguntaría...o no, definitivamente no.
Trató de concentrarse en otra cosa, no pudo.
Ella se imaginaba el alma de Mario como una bola de fuego roja, más grande que su esfera de polvo, más fuerte también. 
Se le ocurrió que si se pudiesen ver las peleas con lentes que mostraran la energía en vez de los cuerpos sería un espectáculo absolutamente hermoso. Su alma y la de Mario parecerían estar danzando al son de una coreografía estrepitosa pero bella. Trató de no acordarse que las cosas no funcionaban así, prefirió elegir la canción adecuada para su vals de almas, tal vez una de Chopin acompañaría bien. Cerró los ojos, y entre melodía y melodía se volvió a quedar dormida.
Esa noche soñó con un teatro sin público, con dos bailarines completamente desnudos y con una ópera prima nunca inventada.

Florencia Maidana