Translate

Multitudes

Hoy pensé en todas esas personas que fui y ya no soy
En todas las que aún me habitan
Y en todas las que llegaré a ser

Una multitud ha pasado por mi
Y de sus huellas en el barro se ha ido formando
Esta personalidad de arcilla
De olor a musgo mojado

Hoy pensé en ella
Porque ahora somos dos multitudes
Mi persona de capullo de algodón
De cuenco de cristal

Hoy pienso en cosas que antes no
Que si será feliz
Que si sabrá vivir
Que si lo hago bien
Que si lo hago mal

Aunque la mayoría del tiempo
Sólo pienso en ella
Mi multitud de fuego e inocencia
Tan multitud mía y de nadie

ALMA

Aún no te conozco, pero te siento

Te quiero pedir perdón por todos los errores que voy a cometer
Te quiero decir que no sé cómo llegamos hasta aquí
Ni se cómo es que vamos a seguir
Pero a tu lado, siempre

Quiero verte, "tenerte", y te llevo tan adentro como es posible

Tengo miedo, ansiedad, alegría, tengo tantas cosas que no puedo explicar

Quiero darte todo
Quiero enseñarte el mundo y su belleza
A cuidarlo, a nutrirte, a nunca dejar de ser parte de él
Quiero protegerte del dolor, de la angustia, de la gente mala que busca hacer daño
Quiero advertirte
Pero no deseo una esfera para tí, quiero que vivas
Que te reveles y te enojes, que sientas bronca e impotencia
Que te motive a luchar, a nunca perder la esperanza de un cambio
De un mundo mejor

Te trajimos a un lugar oscuro, pero lleno de brillo
Se que serás luz buscando luz

Quiero darte lo mejor de mí
Para que descubras sola lo mejor de tí
Saber lo que se vale es muy importante, y tú, por el sólo hecho de existir ya veles mucho
Nunca bajes los brazos, yo nunca te dejaré caer.

Los temores y traumas propios los guardaré para mí
Inevitablemente, caminando esta vida, tu adquirirás los tuyos 
No son falencias, serán tus cicatrices de guerra.
Luchar deja marcas, son el recordatorio de que no te diste por vencido.
Amalas, no reniegues de ellas, sólo lograrán enseñarte.

Estamos aquí para tí
Nunca estarás sola
Y cuando quieras estarlo, lo entenderemos
Y cuando creas que lo estás, no te olvides de estas palabras

Espero verte pronto
Espero tus manos en las mías
Espero que permanezcan así de unidas
No te pido nada
Tengo todo mi amor para tí
Todo tu ser es el amor para mí

Primero.

Hay algo, una duda existencial, una pregunta que me persigue y no suelta.
Incansable se presenta casi todas las mañanas, a veces hasta se le ocurre aparecer en alguna que otra noche, extraviada.
A penas tiene la ocasión aparece en mi cabeza. Primero de soslayo, como insegura, para después, ni bien puede, pasar a abarcar todo el espectro de mi pensamiento.
De repente, me encuentro a mí mismo fabricando hipótesis, tratando de hacerla menos ridícula, intentando encontrarle una explicación lógica.
Pero no, no hay caso, no la hay.
Nunca me animo a formulársela a nadie; no por vergüenza, o miedo a que me tilden de raro. Sino porque dudo, con toda certeza, de que alguien pueda brindarme una respuesta satisfactoria.

El mal que me aqueja es simple, y sin embargo, de una complejidad abrumadora.
Para sintetizar, la cuestión se resumiría a una premisa:
“¿De dónde salen esos extraños artilugios de peluche y flecos que invaden la mayoría de los colectivos existentes en Resistencia?”
Sí, como escuchan: ¿de dónde salen esos extraños? ¿Qué rol cumplen para la sociedad?
¿Quién los confecciona?
¿Será alguna abuela empeñada en mantener una tradición que cree urgente y necesaria?
¿Los mandaran a hacer los colectiveros o las empresas?
¿Vienen ya prefabricados?
¿Es para así lograr, de alguna manera, hacer del gigante transportador un espacio más ameno y hogareño?
¿Cómo se ponen de acuerdo?
¿Por qué, casi por ley, son siempre rojos o negros?
¿Responde a algún ritual? ¿A algo puramente idiosincrático?
No parece un tema generalizado a todos los coles, y en realidad, no le encuentro muchos parámetros.
Solamente su constante presencia, su afelpada textura. Siempre un poco polvosa, un poco melancólica; algo alegre, pero de esas alegrías tristonas.

Como mencioné anteriormente, no espero una respuesta, de antemano las considero poco viables.
Tal vez me aferro a creer que no existen, para así dejar a mis amigos peludos conservar su aire de misticismo.
Tal vez por no osar manchar, con el tiente absurdo de lo vano y cotidiano, algo que a estas alturas ya he llegado a considerar mágico.

Por el momento acepto opiniones, sepan que obviamente desconfiaré de ellas; pero aún mi obsesión no ha cerrado su puerta como para dejar de cotejar alternativas.

Mientras tanto, los saluda atentamente, su querido amigo. Observador del mundo apeluchado de los que hoy aquí nos citan.

Con amor

El Martillito Rojo.


La gente

La gente tiende a creer
con toda seguridad
que toda cosa que realiza, 
por más pequeña que fuere
es digna de elogio

Que toda acción llevada a cabo
o creación ejecutada 
ha venido al mundo a maravillarlo
y alterar su rotación

La gente se olvida a veces
de que es gente

Como la chica que hace teatro,
obnubilada por su propia actuación
Chica del teatro, lamento informarte
que cualquier cosa que grites en tu escenario
no alterará, ni en lo más mínimo
el orden del caos existente

La gente anda muy confundida
murmurando y exhibiendo
todo el fucking tiempo
lo extraordinarios que son

Hablan de Baudelaire y Bukowski
Hablan de la vida y sus iniquidades
Hablan de cómo, cuándo y dónde se debe hacer
Hablan de ellos y de los demás

Hablan de música que no escucharon
de vidas que no vivieron
Hablan, hablan y hablan
Pero casi nunca dicen nada

La gente
Esa nebulosa confusa de personas despreciables
Y los seres lindos y luminosos como excepción

La gente
Esa por la cual mi novio me dice:
"Es que vos le das mucha bola a la gente"

Y, mi amor!
Cómo no les voy a dar bola!?

Si me los cruzo todos los días
Si estoy obligada a hablar con ellos
A ser cordial, amable
Porque ser un forro sería más fácil
Y también más honesto
Pero no me sale

Mi amor!!

Cómo no darles bola!?
Si escribo por y para ellos
Escribo porque los odio
Les tengo bronca
Porque a veces, borracha, los quiero
Porque no los entiendo
Porque de vez en cuando si

Escribo, mi amor, sobretodo
gracias a ellos
Escribo porque no me siento parte de su clan
Pero lo soy
Porque también he nacido humana

Escribo porque
al igual que ellos
de vez en cuando hablo y hablo
y molesto

Escribo porque se que lo que hago
nunca llegará a cambiar ninguna ley
ni estado metafísico
pero sin embargo sigo escribiendo

Florencia Maidana

Otro día más en un call center

Y en un momento repentino de locura
se levantó de su habitáculo correspondiente
fríamente encasillado en el pasillo tres 
ala este
sector cobranzas

Y gritó (¡¡¡¡¡Aaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!)

Por un segundo todo el call center
habitualmente ruidoso
ruidoso de ese murmullo homogéneo e ininteligible
que dice mucho pero que no dice nada
o que en realidad dice lo mismo todo el tiempo
como un incansable loop robótico y esquizofrénico 

Todo el call quedó inmerso en el silencio más sepulcral 

Las cabecitas de head-set la miraron
Y ella recorrió la mirada de ellos
uno por uno
la entendieron
se sentó
se colocó la vincha en la cabeza y siguió...

En un par de segundos todo volvería a las más estricta normalidad
del hecho no se habló
nadie nunca lo mencionó
los directivos no lo registraron en sus computadoras
ella no se lo contó a nadie

Qué había acaso para contar?

Sólo era un día más en un call center

Florencia Maidana

Vos, yo, el amor, la depresión y un par de cosas más

Que cosa odiosa y repugnante
que merodea la vida de uno
latiendo un pasado podrido
secretando pus y mal olor
Qué escenario más horrible
la careta deforme
el títere que sonríe y asiente
nuestra personalidad allá, tan lejos que ya ni se la ve
Que trago amargo, puaj!
que sangre coagulada
la herida abierta y siseante
la cicatriz que rasga nuestras pupilas
El insomnio, el masoquismo
las ganas de estrellarse contra la pared
el dolor punzante en la sien
los deseos terribles de convertirse algo, cualquier cosa que no sea esto

Los enigmáticos momentos del encontrarse
sentado en un sillón, con la computadora prendida
un cigarrillo en la mano, una lágrima en la mejilla
el pensamiento en la boca: "acá estabas"
Un viento que de repente pega y dice:
"sólo te guardaste un tiempo
hasta que paso el invierno"
tus extremidades van a desentumecerse"
La idea fija en la cabeza
hasta que se te vuelva a olvidar
el dolor acá, ese siempre acá, ardiendo
y la soledad, "dónde estabas querida"
Ese instante hermoso
mezcla de sufrimiento y regocijo
cuando nos miramos al espejo y estamos
cuando no es un otro el que nos devuelve la sonrisa
Que cosa odiosa y repugnante! Puaj!
Que cosa necesaria y maligna!
Lo de las relaciones y el amor
Lo de uno, las relaciones y el amor
Florencia Maidana

La nada

No puedo escribir
se me olvido como hacerlo
como elegir las palabras correctas sin siquiera pensarlas

No pasa nada
ni en el papel
ni en mi vida

Se lucha todo el tiempo con el pensamiento de que va a desaparecer
el arte
y cuando de verdad lo hace
no se puede lidiar con la idea de quedarse tan vacío
sobretodo cuando se esta así de desprovisto
de todo

Ni siquiera los simpson logran hacerme reír 
una lista interminable de peliculas por ver y ninguna me entretiene

Tu cuerpo, en la cama, al lado del mio
pero no hay amor ni olor a rosas

Tengo cosas en la cabeza que ni siquiera a mi psicólogo se las puedo decir
entonces escribo (o al menos trato)
esta mierda
esta caca virtual
este vomito insultante
esta nada

Florencia Maidana